Yo, WIFI (Weno Inspirando FInes)

Buen invento el WIFI, nos permite estar conectados a la red en cualquier lugar y sin necesidad de enchufes ¡qué maravilla!; pues justamente lo mismo sucederá contigo si eres Weno Inspirando FInes, conseguirás conectar con las personas en cualquier lugar, ya sea en tu ámbito profesional o personal, porque cuando alguien sabe y siente que algo tiene sentido, un vínculo duradero habrá surgido.

Si cuentas con la persona WIFI o mejor aún, eres tú el Weno Inspirando FInes tendrás un valioso activo en la empresa que evitará que desatines. El contar con un fiable conector de personas logrará que tu negocio no quede en coma y con él sentirás y palparás que el beneficio asoma. El verdadero inspirador de metas encontrará para ti las más deliciosas setas así como te señalará cuáles son las venenosas para que torpezas no cometas.

Si eres tú el Weno Inspirando FInes de sobra sabrás que los medios son su antesala. Imagínate que estás subiendo por las escaleras de un precioso edificio, tu propósito es llegar a la terraza para disfrutar de las vistas, pero… mala noticia: las escaleras estaban mal hechas. De repente, las escaleras se desmoronan ¿qué sucede? Que te caes tú y todo el edificio, ya no hay terraza que valga. Lo mismo sucede con los fines y los medios, la calidad de estos últimos te impulsará hacia tus metas o te hará estrellarte a la velocidad de un cometa.

Como decía James M. Buchanan, ganador del Premio Nobel de Economía de 1986, la ética es el único medio viable para capturar el valor económico potencial que existe por encima y más allá del asegurado por el funcionamiento de los mercados. Un mal medio devora al fin (y puede que a ti mismo), teniendo la cosa poco remedio; sin embargo, si como decía el Señor Buchanan tomamos la ética como medio podremos hacer nuestro un valor económico (y de muchas otras clases) que excede con mucho al que ahora conocemos.

Tradicionalmente, uno de los medios que la humanidad más ha confundido con un fin es el dinero. ¿Utilidad? Muchísima, tanto como le queramos otorgar, ya lo decía Alfonso X “El Sabio”:

Los dineros son de amar,

pues sin ellos grandes cosas,

legítimas y piadosas,

no se pueden alcanzar.

De acuerdo con Alfonso X, el dinero es un medio poderoso pero si lo conviertes en un fin, te transformarás en un ser asqueroso. Es bueno recordar que el dinero es el siervo de las personas y no éstas las siervas del dinero, porque cuando eso ocurre todos los valores quedan arrinconados en el trastero.

Si en valor (y valores) quieres ser el primero, interioriza: Yo, WIFI porque cuando eres Weno Inspirando FInes y transmites esa bondad a los medios, habrás triunfado en cualquier asedio.

María Graciani

@m_graciani

Sin comentarios | Leído 114 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *