Victoria humana: la espirulina

alga espirulina salvajeAyer por la noche no podía dormir, afortunadamente, puse la radio. Y digo afortunadamente porque fue una auténtica fortuna conocer el nombre propio de la que va a ser una importante victoria humana: la espirulina.

La espirulina es un alga recomendada por la ONU y la OMS para combatir la malnutrición, podríamos estar ante el principio del fin del hambre en el mundo. La espirulina es un superalimento que ofrece proteínas más digeribles que las de la carne de vacuno y contiene una amplia variedad de elementos nutritivos: vitaminas, macrominerales, minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas, ácidos nucleicos (ADN y ARN), clorofila, y una amplia gama de fitoquímicos.

Las bondades de la espirulina como fuente alimenticia ya fueron descubiertas por los mexicanos en el SXVI, cuando era consumida a modo de pastel (si bien la guinda del mismo estaba aún por llegar…).

Además de ser una fuente de nutrientes muy completa, fácil de cultivar y barata, desde los años 90 la espirulina se va descubriendo como un remedio con un impacto muy positivo contra diversas enfermedades y afecciones como el VIH, el envenenamiento por arsénico o cierto tipo de alergias.

Esta planta es una superviviente, puede salir adelante a pesar de variaciones extremas de temperatura y del abandono, lo que propicia su consideración como una opción sostenible para acabar con el hambre en el mundo. Hay personas que guardan una curiosa “similitud” con este singular alga, son las que podríamos denominar como “PERSULINAS” (PERSonas espirULINAS) porque, al igual que la espirulina, son capaces de prosperar a pesar de crecer en un medio hostil y estar lejos de disfrutar a diario de las condiciones óptimas para su desarrollo, tienen la habilidad de dar unos magníficos frutos porque ponen “EMPEÑO”, saben y demuestran tener la diligencia necesaria de EMpezar Por Elegir su suEÑO, por ello consiguen mejorarse y mejorar su entorno. Las “PERSULINAS” son la mejor medicina, siempre será una buena idea tener una cerca o, mejor aún, convertirse en una de ellas.

María Graciani

@m_graciani

1 Comentario | Leído 401 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Un comentario en “Victoria humana: la espirulina”

  1. Paco dice:

    Voy a tomar mucha Espirulina a ver si mi cuerpo se anima. Saludos María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *