Sociedad “COTA” (COnservadora del TAlento)

“¡Eres un crack, tío!”, “¡Tuviste una magnífica idea!”, “Tu aportación fue verdaderamente valiosa”, “valoro mucho tu trabajo, es muy bueno”, “aportas calidad a nuestro equipo”, “gracias por tu dedicación”, “tú lo has hecho posible…” ¿Cuándo fue la última vez que pronunciaste estas palabras? Y a ti, ¿te las dicen a menudo? Si la respuesta es un rotundo “¡sí!”, ¡Enhorabuena!, eres una persona valiosa y en tu empresa saben reconocer tu valía ¡sigue así! (o mejor, aporta nuevos valores para que tu organización y la general satisfacción vayan a más); si la respuesta ha sido “¡no!”, ha llegado el momento de llamar a “REME”, porque el REconocimiento de ritos es necesario si no pretendes que tu mejor trabajador se convierta en mercenario (vendiendo sus habilidades al mejor postor, porque ya ha desistido de encontrar otro valor).

Las comunidades y las sociedades se definen por los vínculos que mantienen unidos a sus miembros afirmaba el pensador del management más influyente del SXX, Peter Drucker. Si nuestra sociedad queda definida por las relaciones que establecemos entre nosotros, ¿en qué sociedad viviríamos si la centralita de “REME” estuviese sobresaturada? Lo cierto es que no lo sé (ni me gustaría averiguarlo). Lo que sí sé es la sociedad a la que daríamos lugar de tener interiorizada a “REME” (REconocimiento de ritos) como parte esencial de la cultura empresarial: estaríamos ante una sociedad “COTA”, una sociedad que demuestra saber COnservar (que no retener) el TAlento.

La “COTA”, como su propio nombre indica, sabe catapultar con acierto a todos sus miembros hacia las “cotas” más elevadas. Las personas “COTA” consiguen rebasar con éxito su propio Everest organizacional y tienen la genial habilidad de llevar consigo a todo su equipo, y hacerlos partícipes de las impresionantes vistas… ¿y luego? ¡a por el resto de ocho miles de la extensa cordillera empresarial! La sociedad “COTA” (COnservadora del TAlento) se alimenta de COmpromiso y forja COnquistadores. Una cultura empresarial en la que se continúa hablando de “retención del talento”, no es que no llegue a la “COTA”, es que no está siquiera en la falda de la montaña… La palabra “retener” está revestida de un importante matiz de obligatoriedad, es como si alguien dijera “¡tú, aquí te tienes que quedar!” (independientemente de cual sea tu voluntad). Se “retiene” a un preso, a un potencial peligro público para que la sociedad no tenga que sufrir sus estragos… Pero no se “retiene” al talento. Al talento hay que conservarlo y desarrollarlo.

Como necesario miembro de tu empresa, Presidente, Director de RRHH… si no apuestas por la “COTA”, ni tú ni tu empresa llegaréis a rey, como mucho, a sota.

María Graciani

@m_graciani

4 Comentarios | Leído 124 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

4 opiniones en “Sociedad “COTA” (COnservadora del TAlento)”

  1. Paco dice:

    Conservar o retener, esa es la cuestión. Supongo que puedes conservar a alguien, sin que sepa que está retenido. Tomaré en cuenta lo de las frases de ánimo, pues muchas veces nos centramos tanto en los problemas, que olvidamos que las soluciones están detrás de las persona animadas. Saludos, María.

    1. 🙂 Muchas GRACIAS Paco!! Buena idea ir a por la “COTA” y apostar por ser rey, no sota. Un abrazo!

  2. Vaya, muy interesante María. Un poco trabalenguas pero lo entiendo a la perfección, pues no es complicado establecer analogías en el día a día en el trabajo o en otras empresas donde se haya estado.

    El reconocimiento muchas veces es algo esporádico y semiobligado. En cambio el “ya te lo dije” desgraciadamente está mucho más extendido y es realmente negativo para los ánimos de los empleados y la productividad corporativa.

    Me ha gustado mucho tu enfoque, creo que sacaré buenas ideas 🙂
    Que pases muy buen día Maria,
    Diana

    1. 🙂 Muchas GRACIAS por tu amable comentario Diana! Te deseo un día de “CONDEsa” (CONquistadora Del Entusiasmo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *