¡Rumbo a la “MECO”! (MEjora COnstante)

Para los musulmanes es de obligado cumplimiento ir a la Meca al menos una vez en la vida, del mismo modo, el ADN de la persona apasionada la lleva a peregrinar a diario a la “MECO” (MEjora COnstante), si le preguntas al dominio de tu pasión personal/profesional “¿a dónde vamos?”, te contestará sin dudarlo “¡a la “MECO”, amigo mío!” y lo mejor de todo es que ¡nunca te aburres! Porque cada vez que peregrinas a la “MECO” te encuentras con un paisaje distinto y con caminos nuevos para llegar hasta él. Eso sí, para disfrutar y extraer el máximo jugo del viaje que es el domino, hay que estar muy despierto y para ello ¡qué mejor que desayunar un buen cuenco de motivación cada mañana!, así nos convertiríamos en la versión personal de la bombilla centenaria del parque de bomberos que se encuentra Livermore (California), que lleva encendida desde 1901 y ¡ahí sigue! Con energía para dar y regalar.

Cuando viajas a diario a tu “MECO” personal (MEjora COnstante), casi sin darte cuenta, estás anunciando tu propio “MEKA” (Momento eurEKA). Uno de los primeros ejemplos de conquistador del “MEKA” (Momento eurEKA) lo encontramos en el S III a.C cuando Arquímides descubrió, mientras que se daba un baño, que el volumen de agua ascendido equivalía al del cuerpo sumergido, así descubrió de qué material estaba hecha la corona del rey Hierón II y tal alegría le causó el hallazgo que cuentan que salió por las calles de Siracusa desnudo y gritando ¡Eureka! Arquímides fue uno de los científicos más importantes de la antigüedad clásica (físico, inventor, astrónomo…) ¿os imagináis las innumerables peregrinaciones que tuvo que realizar durante toda su vida a la “MECO” (MEjora COnstante) para poder dar lugar a sus diversos “MEKA” (Momento eurEKA)? Lo que parece un golpe de suerte en una bañera es exclusiva consecuencia de una mente “made in MECO (MEjora COnstante)”, observadora, atenta, que sabe estar presente y extraer conclusiones de los detalles más nimios.

Desde que era una niña, he disfrutado en compañía de mi padre de los partidos de fútbol que jugaba “La Roja”, eran momentos “FE” (Familiares y Emocionantes) y tengo grabada una frase que mi padre repetía cuando los jugadores comenzaban a tirar a puerta varias veces seguidas en pocos minutos, cuando retumbaba en el campo un excitante “¡uyyyy!”, él me miraba, señalaba la pantalla y decía: “se está fraguando un golito”. Es indudable que para convertirte en todo un “crack”, tienes que vivir, comer y dormir en la “MECO” (MEjora COnstante).

Edison llegó a registrar más de 1000 patentes a lo largo de toda su vida, esto puede traducirse en que, durante su vida adulta, dio lugar a… ¡1 invento cada 15 días! Si Edison estuviera por aquí y tuvieses las oportunidad de preguntarle “¿y dónde vivías?”, estoy convencida de que su respuesta sería contundente “en la calle MECO Nº1, ahí puedes encontrarme a cualquier hora del día”. El 21 de Octubre de 1879, tras invertir mucho dinero y esfuerzo, Edison conseguía su primera lámpara. Se trataba de una bombilla de filamento de bambú carbonizado que alcanzó las 48h de incandescencia; tras mejorarla llegó a patentar el contador eléctrico en 1886. ¿Te gustaría disfrutar de tu propio 21 de Octubre de 1879?, pon a punto tus mejores deportivas y a partir de este momento ¡prepárate para viajar a diario a tu “MECO” (MEjora COnstante) y así crearás tu propio “MEKA” (Momento eurEKA)!

María Graciani

@m_graciani

Sin comentarios | Leído 92 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *