Hoy, con “H” de heurístico

El escritor Daniel H. Pink en La sorprendente verdad sobre qué nos motiva, distingue entre dos tipos de tareas: las algorítmicas y las heurísticas. Las tareas algorítmicas son aquellas de carácter mecánico, en las que hay que seguir una serie de instrucciones en un único recorrido que te llevan a una conclusión; mientras que las tareas heurísticas son sinónimo de  creatividad, requieren experimentar con posibilidades para deducir una solución nueva.

Cada tipo de tarea cumple su función, pero es innegable que nuestro hoy se escribe con “h” de heurístico. La consultora McKinsey&Co calcula que en EEUU sólo el 30% del crecimiento laboral procede de trabajos algorítmicos mientras que el 70% procede de trabajos heurísticos[1], ¿el motivo? Los trabajos de índole mecánica pueden externalizarse o automatizarse mientras que los trabajos de naturaleza creativa y empática, no. La creatividad imprime un carácter único a las personas y empresas que la poseen.

Ser creativo, si bien es algo productivo, no es ningún secreto o, al menos, no en el sentido estricto de la palabra. La palabra “secreto” hunde sus raíces en el verbo latino secernere que quiere decir “poner a parte”, por eso, tradicionalmente, se llama “secreto” a aquello que se pone en un lugar aparte, donde sólo unos pocos pueden acceder a su conocimiento. La buena noticia es que la única persona que puede dejar en un lugar a parte tu creatividad personal eres tú mismo; a menos que sea tu propia persona quien decida cerrar los ojos, cegando así su propio ingenio, nadie puede relegar tu creatividad al olvido. El único “SECRETO” de la creatividad es el siguiente: SEr CREativo requiere Trabajo y Objetivos.

Si te empeñas en conocer a fondo tu pasión, lees, investigas, contactas con expertos en la materia, practicas, experimentas, reinventas… todo este Trabajo estará dando forma a tus Objetivos, ¿el genial alfarero? Tu propia creatividad, porque cuando Trabajas tus Objetivos ¿no te sientes más vivo?, pues justamente eso es lo que necesita nuestro hoy, que lo impregnemos de esa vida que nos brinda nuestra creatividad.

Tu creatividad enriquece tu intenSión  -con “S”-, la intensidad, la pasión que pones en tu propósito, esto es, en tu intenCión -con “C”-. Cuando a un cuerpo humano le falla el cerebro, se queda como un vegetal; si lo que falla es el corazón, se muere. La intenCión (propósito) es el cerebro; la intenSión (pasión, intensidad) es el corazón.

Nuestro hoy es heurístico porque su corazón requiere de la imprescindible vitamina de la creatividad para volver a latir con fuerza y convertirse en un poderoso atleta capaz de ganar las Olimpiadas.

 


[1] Fuente “The nNext Revolution in Interaction” McKinsey Quarterly (2005) Bradford C. Johnson, James M. Manyika y Lareina, Ayce

2 Comentarios | Leído 176 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

2 opiniones en “Hoy, con “H” de heurístico”

  1. Yenny Aguilera dice:

    Excelente artículo; muy adecuado para nuestro tiempo. Debemos dejar de depender de la tecnología y volver a a usar nuestra imaginación y nuestros talentos.

    1. Muchas GRACIAS por tus amables palabras Yenny! 🙂 La tecnología, dándole un buen uso, es una gran ayuda; ahora bien, como acertadamente señalas, la imaginación y nuestros talentos, son el mejor cimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *