El valor de la sencillez

flor de floresHoy descubrí esta maravilla en mi jardín, un pequeño antojo de la naturaleza: una flor hecha de pequeñas flores. Decía Séneca que La sencillez y claridad distinguen el lenguaje del hombre de bien, quien valora, actúa y se expresa desde la sencillez, es una persona de diez, pues muestra abiertamente cuales son los propósitos que su mente y su corazón albergan; de este modo, además de dotar de transparencia la comunicación, se consigue forjar un valor aún mayor: la confianza, intangible imprescindible que hará que la relación humana cotice al alza.

El esquema mental es el siguiente: sencillez -> comunicación transparente-> confianza, ¿la maestra que lo enseña? La naturaleza. Para poder apreciar sus valiosas lecciones, hay que saber observar y estar atentos a sus diversas manifestaciones, esto es lo que forja un buen criterio –indispensable para saber separar el grano de la paja-. Acertado estaba Séneca, la sencillez y la claridad distinguen a la persona de genuina bondad, porque quienes poseen estas cualidades, además de a su propia persona, saben valorar, desarrollar y cuidar a las demás.

La peculiar flor que tuve la oportunidad de descubrir esta mañana, nos enseña esta lección. Al aumentar el zoom de la cámara de fotos, se podían ver con todo detalle las pequeñas flores que formaban esta original flor; una sola de esas pequeñas flores podía ser calificada de bonita pero la suma de todas ellas daba lugar a una flor espléndida, con mayor calidad, de esencia más penetrante y de un color mucho más vistoso, pues ya no era un mono-tono, sino uno conformado por el compendio de muchas tonalidades.

La flor de flores es una metáfora de lo que nos sucede a las personas en nuestra vida personal y profesional. Cada uno de nosotros tenemos un valor intrínseco e intransferible que existe porque nosotros existimos (si no estuviéramos aquí, ahora, ese valor sería diferente, se manifestaría de otra manera y se obtendrían otros resultados); sin embargo, cuando sumamos tu valía + mi valía+ su valía… construimos un valor mucho más potente que al que habríamos dado lugar por separado; un valor de mayor calidad; un valor impregnado de la inconfundible esencia de la sinergia positiva; un valor que aporta un espectacular color a un entorno donde priman los grises, un color intenso formado por la fuerza de todas las personas que aportan su color personal formado por los tonos básicos de la alegría, el entusiasmo y la empatía.

Si en tu día a día quieres disfrutar de la flor de flores, trátate y trata a tu gente con todos los honores.

María Graciani

@m_graciani

6 Comentarios | Leído 706 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

6 opiniones en “El valor de la sencillez”

  1. Nur Costa dice:

    El todo es mayor que la suma de las partes.
    Precioso post! Gracias por compartir 😉

    1. 🙂 Muchas GRACIAS por tu amabilidad Nur!! Deseo que hoy disfrutes de una estupenda flor de flores 🙂

  2. José Miguel dice:

    Creo que has dado en el clavo a la hora de compartirlo y nuevamente la naturaleza vuelve a expresar de manera sencilla su sabiduría.

    1. 🙂 Muchas GRACIAS José Miguel!

  3. Precioso Post. Ojalá tuviéramos en las empresas esta apuesta que la naturaleza, por sabia y genuina , ha sabido ganar.

    1. 🙂 Muchas GRACIAS por tu amabilidad Juan Carlos! Tener esa PERSpectiva Optimista que nos brinda la NAturaleza hace a nuestras empresas más humanas 🙂 Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *