Del RIN a RITA

El cine es una inspiración. Me gustan mucho las películas de acción, las bélicas, las de aventuras: Pearl Harbor, Troya, El Señor de los anillos… (por nombrar una de cada especie). Estas pelis llevan implícito un potente mensaje: para conquistar a “RITA”, ¡hay que pasar por el “RIN”, colega!, es decir, para conseguir tu meta, tu fin último, tu RIqueza TAngible tienes que luchar como “gato panza arriba”, tienes que esforzarte por lucirte en tu “RIN” particular, superar tus propias flaquezas, aprender de ellas, hacerte más fuerte y crear así tu Riqueza INtangible. Ten una cosa clara (¡y no escondas la cabeza debajo del ala!): sólo el que parte de su propia Riqueza INtangible consigue quedarse (¡y hasta casarse!) con “RITA”, con la deseada Riqueza TAngible.

¿Recuerdas el pegadizo slogan de aquellas pastillitas de menta Sin Smint no hay beso? Pues sustituye Smint por “RIN” y grábatelo a fuego: Sin “RIN” no hay “BESO” (BEneficio SOstenible).

Sócrates veía el conocimiento de uno mismo como el objetivo del saber, de modo que los efectos del saber era interiores (esto es genial, porque así cada vez que una persona dice “¡esto es imposible!” me da por pensar “magnífico, esto quiere decir que es `posible desde dentro´ – im-posible-). ¿Cuántas veces hemos oído desde niños “piensa antes de actuar”?, esta sencilla recomendación encierra la solución a muchos problemas; el “quid de la cuestión” radica en que, actualmente, hay tanta premura por ver a “RITA” que se deja a un lado el “RIN”, los guantes y los entrenamientos… Cualquier deportista de élite os dirá que sus medallas y éxitos son la consecuencia directa de disciplinados entrenamientos, dedicación, mentalización, superación… Ése es su “Por qué”, su motivación para ganar (todo lo que llevan superado, los límites rebasados, el carácter consolidado…) y la medalla es el “qué”, el fruto de todo lo anterior. Muchas personas se enfocan únicamente en el “qué” sin reparar en el “por qué” y… así “no hay tu tía”. No puedes recoger manzanas si ni siquiera sabes lo que es un manzano, y por tanto, ni lo has plantado, ni regado, cuidado etc Recuerda: Sin “RIN” –Riqueza INtangible- no hay “BESO” (BEneficio SOstenible).

La cara es el espejo del alma, el refranero popular suele encerrar una potente verdad. ¿No te ha pasado alguna vez que, con mirar a alguien a la cara sabes quién es, si dice verdad, si miente…? Y es que para que “el espejo” refleje algo, dentro tiene que haber “material” porque sino… ¡no hay nada que rascar! Y el total vacío… ¡da mucho frío! (tangible e intangible).

Si el cine es una inspiración, ¡la realidad es el verdadero subidón! Y si quieres crear prosperidad, primero por el “RIN” (Riqueza INtangible) tendrás que pasar.

María Graciani

@m_graciani

3 Comentarios | Leído 105 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

3 opiniones en “Del RIN a RITA”

  1. Paco dice:

    Pues sí, vivimos en una sociedad que quieren el final del camino, y no se dan cuenta de que lo bonito es recorrer el camino para llenarse de experiencia y poder llegar a la meta, y, quien sabe si al final encontraremos el “BESO” anhelado. Muy bien María.

    1. 🙂 GRACIAS Paco! Los guantes, la toalla y al RIN, para llegar a buen fin!!

      1. Paco dice:

        y el protector…, sino queremos salir maltrechos de nuestra lucha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *