¡Da el SPRINT! (Spíritu PRIvilegiado Nutrido de Trabajo)

speedy-gonzalez¿Os acordáis de Speedy González, “el ratón más rápido de México”? su principal característica era la velocidad. Y es que, a veces, para crear la realidad, para hacer que las cosas sucedan (y no limitarte a esperar que ocurran, sin más) hay que emular a este veloz ratón y pasar a la acción.

Al final de una carrera, imbuido por el espíritu ganador, un deportista hace un esfuerzo extra para lograr la máxima velocidad y llegar victorioso a la meta, esto es lo que se conoce como SPRINT: ese imprescindible esfuerzo extra propio de los Spíritus PRIvilegiados Nutridos de Trabajo.

Pablo Cusí es un “sprinter” de primera, pues es la personificación del Spíritu PRIvilegiado Nutrido de Trabajo. Este joven valenciano ha realizado dos carreras con premio extraordinario, participa en cuatro empresas, llegó a ser asociado de un prestigioso bufete, quedó sexto en el Estrellas Póker Tour de Barcelona –dónde consiguió un sexto puesto y consiguió embolsarse 53.000€-. Sin lugar a dudas, Pablo parece acostumbrado a ir de SPRINT en SPRINT pero, en este caso, este Spíritu PRIvilegiado está especialmente Nutrido de Trabajo. A los tres años de edad fue diagnosticado de la enfermedad de  Duchenne, la cual iría acabando con la movilidad de sus músculos progresivamente. En la actualidad, sólo puede mover la cabeza y un dedo (en los campeonatos de Póker va acompañado de su hermano Javier y él ejecuta las jugadas que Pablo le indica).

La motivación de Pablo está en levantarse día a día pensando en un reto nuevo. No se acomoda. Trabaja su mente a diario, porque aunque sabe que “está hecho de buena pasta”, si no das el SPRINT y haces de Speedy González… ¡las cosas no salen!

El credo del granjero dice: Creo que la mayor posesión de un hombre es su dignidad y que ninguna posesión concede esto con más abundancia que el cultivo de la tierra. Creo que el trabajo duro y el sudor honesto son los materiales que conforman el carácter de una persona. Creo que, el cultivo de la tierra, a pesar de sus adversidades, es la forma más honesta y honrada que tiene un hombre de pasar sus días en este mundo.

Fuera quien fuera quien escribió esto ¡sabía lo que se hacía! (estoy convencida de que Pablo Cusí compartiría el espíritu de estas palabras). Si vuelves a leer el texto sustituyendo la palabra “tierra” por “uno mismo” ¡tienes la esencia del SPRINT! (amén de un magnífico credo personal). Porque, al fin y a la postre, ¿qué cultivo merece más atención, te requerirá más esfuerzo y, a la par, te reportará mayor satisfacción que el cultivo de ti mismo?

No lo pienses más, ¡da el SPRINT! Y ¿en la meta? ¡te encontrarás a ti!

María Graciani

@m_graciani

1 Comentario | Leído 590 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Un comentario en “¡Da el SPRINT! (Spíritu PRIvilegiado Nutrido de Trabajo)”

  1. Paco dice:

    Supongo que al lado de personas como Pablo Cusí, el resto debemos parecer tortugas. En mi próximo sprint, intentaré acordarme de tus palabras María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *