Creando “SABOR” (SABana ORganizacional)

Al igual que un león nacido en el zoológico sólo conoce el espacio de su jaula, somos incapaces de imaginar los suaves pastos y las vistas azules de una sabana organizacional donde los seres humanos son realmente libres para prosperar…

Estas palabras de Gary Hamel están llenas de verdad, al igual que la naturaleza del león lo llama a ser “el rey de la selva” y no podrá demostrar todo su poderío encontrándose encerrado tras unos barrotes; el “PUMA”, el genuino Potencial hUMAno sólo puede manifestarse en un espacio donde la persona sea libre para actuar, poner su ingenio en marcha, crear, imaginar, innovar…

Siendo adolescente descubrí, en el libro VII de República, el mito de la caverna de Platón, me ha fascinado desde entonces. Aquella alegoría era toda una metáfora sobre la naturaleza humana, sobre la libertad que proporciona la educación, el conocimiento, la experimentación… y los peligros y falta de desarrollo que conllevan las cadenas de la ignorancia. Resumiendo bastante, el mito cuenta la historia de unos hombres que, desde niños, han vivido encadenados en una caverna subterránea, de modo que ellos entienden como “real” las sombras de objetos que se proyectan en la pared de piedra gracias a las llamas de un fuego. Un día, uno de ellos consigue liberarse, decide emprender el complicado camino hasta la salida de la caverna y allí descubre, por primera vez, la luz del sol –que, al principio, hasta le daña los ojos-, los animales, los árboles… queda fascinado. Cuando vuelve para avisar al resto de sus compañeros cautivos, estos lo tildan de loco al escuchar su relato y rehúsan salir de la caverna (al estar acostumbrados, durante toda su vida en ella, la entienden como su mundo, como la única realidad posible).

En el mundo empresarial, ha primado durante demasiado tiempo  “la filosofía de la caverna”, ¿por qué? Porque tanto los dueños como los trabajadores fueron educados en un sistema educativo que se forjó durante la revolución industrial ¿premisas? Ver, oír, callar, homogeneización, obediencia, atención, memorización… Así la originalmente nutrida SABana ORganizacional se fue convirtiendo, poco a poco, en el DGE (Desierto de Gobi Empresarial o Destierro de Geniales Emprendedores); afortunadamente, esta situación está cambiando.

La lección más positiva que hemos aprendido de la realidad actual es que para progresar, es absolutamente necesario emprender “el camino al exterior de la caverna”, porque ese camino es el que está marcando la diferencia entre insípido (“esto no sabe a nada, llamen al cocinero y, por supuesto, debe invitar la casa…”) e inspirado (“¡esto es una maravilla, se lo recomendaré a todos mis amigos!”) ¿cómo se llama ese camino? Pasión personal, ella es la sal que consigue dar el distintivo punto de “SABOR” en la SABana ORganizacional.

En Mayo del 2008 se reunieron 36 expertos en gestión en  Half Moon Bay (California). Tenían una misión clara: crear una lista de propuestas que sirviesen de inspiración a los innovadores de negocio de todo el mundo. El encuentro consiguió reunir a diversos profesionales: académicos, consultores, directores ejecutivos… De aquella reunión surgieron 25 propuestas agrupadas en torno a 6 grandes temas: reparar el alma, reparar las capacidades, impulsar la renovación, distribuir el poder, buscar la armonía y rediseñar las mentes. Esto sólo es una muestra del esfuerzo que se está empezando a llevar a cabo en el mundo organizacional por “salir de la caverna” (si no lo hacemos ahora… podríamos quedar atrapados para siempre).

Tanishq Abraham tiene 10 años, entró en la Universidad a los 7, es atrónomo, le apasiona investigar las supernovas y los exoplanetas, a los 8 años presentó su investigación en la NASA. Esta es su organización semanal: dos días en el colegio, tres en casa con un sistema on-line y uno en el campus. Hasta ahora, Tanishq ha obtenido sobresalientes en todos los estudios que ha decidido desarrollar: química, paleontología, geología y bilogía en cursos on-line de Stanford y Berkeley. Él afirma que no le gusta el colegio porque se aburre (de ahí su flexible organización semanal de estudios, hecha totalmente a la medida de su “PUMA” –Potencial hUMAno-). Tanishq es un significativo ejemplar de las nuevas especies que están repoblando la SAbana ORganizacional e invitando a los demás a disfrutar de ella, dejando atrás las premisas del “cavernoso” sistema educativo de la Revolución Industrial.

Si no quieres que tu “PUMA” –Potencial hUMAno- se convierta en un gatito, contribuye a crear “SABOR” y a desarrollar tu mejor versión.

María Graciani

@m_graciani

2 Comentarios | Leído 86 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

2 opiniones en “Creando “SABOR” (SABana ORganizacional)”

  1. Paco dice:

    La ignorancia siempre ha sido un freno para el desarrollo humano y profesional, aunque a ciertos sectores de la sociedad les puede interesar tener gatitos en vez de pumas. Pero es es nuestra lucha. Saludos, María

    1. Hola Paco! El “PUMA” es el que suma 🙂 Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *