¡Asume el “RETO”! (REsponsabilidad TOtal)

La raza humana necesita un desafío intelectual. Debe ser aburrido ser Dios, y no tener nada que descubrir expresa el brillante físico británico, Stephen Hawking.  El “RETO” (REsponsabilidad TOtal) es ese algo que nos permite enriquecer, desarrollar y superar nuestra capacidad. La curiosidad, ese ansia constante de descubrir, de saber, de ampliar nuestro horizonte, ésta es la materia prima de la que está hecha el “RETO” y la que nos lleva a asumir la REsponsabilidad TOtal de que paso dado, porque sabemos y sentimos que tenemos (y, si no, seremos capaces de desarrollarla) la habilidad necesaria para afrontar cada nuevo desafío que se nos presente. El hoy se compone de “RETO” y de ese mismo “RETO” está hecha la tinta con la que escribimos el “progreso”.

El Mar Icario se encuentra al sur de la isla griega de Samos (cuenta la leyenda que ahí es donde murió Ícaro). Su padre, Dédalo, era un mañoso artesano que había sido condenado a prisión por sabotear al Rey Minos, captor de El Minotauro. Dédalo ideó un buen plan para escapar: elaboró unas alas para él y otras para su hijo;  una vez que las aseguró con cera, emprendieron la huida. Dédalo advirtió a Ícaro de que no volase demasiado cerca del sol pero, como tenía un maravilloso don para volar, Ícaro desobedeció, perdió las alas, cayó al mar y murió.

¿Qué lección, a priori, parece extraerse de este conocido mito?  Ni se te ocurra creer que tienes la capacidad de hacer lo que podría hacer un dios, obedece, no te arriesgues y, sobre todo, no pienses en que puedes ir más allá ¡nada de volar hacia el sol!

Lo que no nos contaron  del mito es que Ícaro también fue advertido por su padre sobre los peligros de volar demasiado bajo, demasiado cerca del mar (porque el agua podría echar a perder la fuerza propulsora de las plumas). Al omitir esta parte que subraya la gravedad de menospreciarse, la sociedad ha creado una cultura enfocada en apartar al que marca la diferencia, a quien destaca y opta por cambiar de rumbo. Cuando lo cierto es que mucho más peligro conlleva volar demasiado bajo porque esto da lugar al conformismo, a la resignación, al aceptar el aprobado cuando sabes que tus capacidades, bien aprovechadas, te podrían llevar hacia una matrícula de honor. En una palabra: injustos, en eso nos convertimos cuando decidimos “volar a ras del suelo”, fundamentalmente, estamos cometiendo una injusticia hacia a nuestra propia persona (ya que “volar demasiado bajo” nos lleva a un menosprecio deliberado de nuestras capacidades) pero también esta decisión nos lleva a ser injustos con aquellos que podrían beneficiarse de nuestro trabajo. Si crees que brillar es arriesgado, prueba simplemente a ser uno más, te aseguro que entonces serás uno menos.

Cuando apostamos por tomar la iniciativa y nos imbuimos de una sólida confianza, dejando a un lado todas las inseguridades y dudas, estamos viviendo un “momento Kamiwaza”. Kamiwaza es una palabra japonesa que viene a significar “divino” El amor propio, el orgullo, la satisfacción son sentimientos que nos vuelven “divinos” y lo divino nos hace humanos.

En El engaño de Ícaro Seth Godin nos amina a “crear ARTE” (entendiendo por “arte” crear vínculos, relaciones humanas que creen un valor nuevo, transformador, que nos permita alcanzar nuestro siguiente “RETO”). Arte es lo que significa ser humano afirma este gurú del marketing. Godin desarrolla el concepto de la “economía de la conexión”, en la que son los puentes que tienden las personas los que generan valor (ese es el objetivo del arte: confianza, singularidad, liderazgo, humanidad…). En la “economía de la conexión” se premia el esfuerzo emocional, un esfuerzo que resulta ser escalable porque un poco más de esfuerzo emocional suele reportarte mucho.

Abundancia es el adjetivo que describe con mayor acierto a la nueva “economía de la conexión”. Se trata de una abundancia de alternativas, contactos y conocimientos; una abundancia que facilita la aparición de la “carrera de máximos”, cuyo enfoque se centra en dar más por más, en la que se nos brinda la oportunidad de convertirnos en alguien imprescindible gracias a nuestra originalidad personal.

En nuestro hoy, en esta “economía de la conexión”, tenemos la posibilidad de ser los protagonistas de un nuevo paso evolutivo: pasamos del Tariki (palabra japonesa que designa la voluntad de ser ayudado) al Jiriki (autoselección). La consigna del ahora: elígete a ti mismo (en realidad, es la única manera de que los demás apuesten por ti). Recuerda a Marco Aurelio Yo soy el dueño de mí mismo, el capitán de mi alma. Actúa como tal, asume el “RETO” –REsponsabilidad TOtal- y ¡el beneficio –tangible e intangible- disfrutarás!

María Graciani

@m_graciani

8 Comentarios | Leído 257 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

8 opiniones en “¡Asume el “RETO”! (REsponsabilidad TOtal)”

  1. carlos villegas dice:

    Simplemente maravillosa reflexion.

    1. 🙂 Muchas GRACIAS por tu amabilidad Carlos. ¡Feliz año nuevo! y… ¡a volar bien alto!

  2. Juan José dice:

    Sencillamente genial. Todos los días, antes de salir a la calle, deberíamos dar una somera lectura al presente artículo. ¡¡¡Cuánto ganariamos todos!!!. Gracias a la autora.

    1. 🙂 ¡Muchas GRACIAS por tus entusiasmantes palabras Juan José! Te deseo un año de RETO 🙂

  3. MARÍA, genial. RETO

    REsponsabilidad

    TOtal

    Me ha gustado mucho tu escrito aunque también a veces hay que dominar el vuelo rasante para evitar la detección del RADAR y sobrevivir al fuego enemigo, ni que te arriesgues a mojar las alas.

    MARÍA, supongo que ya te has dado cuenta de que RADAR es una palabra capicua.

    RAzón
    De
    ARgumento

    Espero y te deseo felíz 2014

    1. 🙂 Te agradezco mucho tus amables palabras Albert. ¡Muy chulo tu concepto capicúa “RADAR”! Te deseo un magnífico 2014 🙂

  4. Carmen Romero del Castilllo dice:

    Precioso artículo, María.

    Siempre me fascinó el mito de Ícaro, pero ahora, gracias a tu escrito lo conozco en detalle y me gusta aún más. Muy ilustrador al enlazarlo con los conceptos japoneses y la reflexión de Seth Godin.

    Gracias

    1. 🙂 ¡Muchas GRACIAS por tus generosas palabras Carmen! En este 2014 comenzaremos a desplegar bien las alas para volar más allá del sol 🙂 ¡Feliz año!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *