Apuesta por “MAD” (MArcar la Diferencia)

Es curioso, en inglés la palabra “mad” significa “loco, alunado, demente”, sin embargo… El hombre razonable se adapta al mundo; el hombre que no es razonable insiste en que el mundo se adapte a él. Por ello, el progreso depende del hombre que no es razonable afirmaba contundente el célebre escritor irlandés George Bernard Shaw. Y es que al “HORA”, ese HOmbre RAzonable, lógico, que parece que siempre lo hace todo a “en punto”, que siempre espera a que llegue el momento propicio –en lugar de crearlo-, a ese HOmbre RAzonable pues… sólo le puede ir razonablemente bien; y que te vaya razonablemente bien cuando sabes que podrías dar más de ti mismo y hacerlo pero que bastante mejo,r da rabia (fundamentalmente, te sentirás furioso hacia a ti mismo porque el ser un “HORA” o no, es decisión tuya).

Yo apuesto por “MAD”, sin duda, MArcar la Diferencia es lo que te permite dar el salto de la supervivencia a la excelencia, a la vivencia plena. Coincido plenamente con el Señor Shaw cuando subraya que el progreso depende del hombre que no es razonable y sí, cuando “no eres razonable” muchos te tildaran de “mad” (“loco, alunado…”), pero tú sabes que lo que en realidad estás haciendo es diferenciarte de la nube de puntos, MArcando la Diferencia y que si ellos no lo ven es porque, quizás carezcan de vista o bien tienen una miopía galopante y han perdido las gafas… En cualquier caso, quien apuesta por “MAD” va por el buen camino y a cada paso, deja claro que él es el original forjador de su destino.

En contraposición al “HORA” (HOmbre RAzonable), cuya naturaleza poco activa ralla en el pesimismo (“no toques eso porque, lo más seguro es que se rompa…” “Espera al momento oportuno…” “No destaques demasiado, procura estar en la media…”); la persona “MAD”, aquella que con su actitud diaria demuestra que elige y sabe MArcar la DIferencia, se caracteriza por un talante optimista, y este optimismo es el resultado de su carácter “PENSAMISTA”, el “MAD” se diferencia por su  PENSAmiento inconforMISTA; el “MAD” conjuga la necesaria habilidad y la suficiente determinación como para ver su situación, la de su familia, la de su entorno, la de su sociedad y decir “, yo puedo hacer algo para mejorar esto” ¡y va y lo hace! Y el hecho de ponerse manos a la obra ya le hace disfrutar de ese contundente “” (Satisfacción Interna), contagiando a los demás, de ese mismo disfrute, a través de su actitud.

En el libro Lo que Ahora Importa, Gary Hamel subraya En la economía creativa actual, la pasión, la creatividad y la iniciativa son las que crean la mayor parte del valor. Audacia, imaginación, fervor son las fuentes básicas de la diferenciación competitiva. Estas capacidades humanas superiores… no pueden ser ordenadas. Las personas eligen, cada día, si llevan consigo esos dones al trabajo.

Ya lo sabes, si quieres de verdad progresar… ¡apuesta por “MAD”!

María Graciani

@m_graciani

 

1 Comentario | Leído 121 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Un comentario en “Apuesta por “MAD” (MArcar la Diferencia)”

  1. Paco dice:

    María, yo siempre he pensado que la razón era uno de los pilares de la humanidad y de la sociedad moderna actual. Pensaré si ser un MAD, es mas positivo para mi y mi entorno. Gracias nuevamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *