¡A todo “GAS”! (Grandes ASpiraciones)

Las organizaciones deben ser nada menos que catedrales donde toda la gloria del poder de la imaginación y del espíritu de la inclinación emprendedora innata de diversas personas, se entregan a la búsqueda apasionada de la Excelencia… Una empresa es un esfuerzo creativo, emocional, vital, innovador y estimulante que eleva el desarrollo individual más allá de lo posible y fomenta la máxima coordinación del esfuerzo humano para servir a otros…

¡Magnífica definición de empresa! Su creador es el gran economista Tom Peters, definición que queda magistralmente plasmada en su libro Las pequeñas grandes cosas. Es reveladora su concepción de las organizaciones como “catedrales”, lo que da una idea de que hablamos de lugares en los que se combina el arte, la majestuosidad, lo divino, lo humano… confiriéndole a las empresas una esencia cuasi-sagrada. En estas imponentes “catedrales” del SXXI habitan la imaginación y la iniciativa personal, puestas al servicio de un enriquecedor camino: la ruta de la Excelencia (siempre con “E” mayúscula).

¿Y cómo se llegan a construir estas impresionantes “catedrales”? con las sólidas piedras de las Grandes ASpiraciones que resultan ser al tiempo la imprescindible brújula para recorrer el camino a la Excelencia. Quien cuenta con la brújula de las Grandes ASpiraciones jamás se sentirá perdido, es más ¡buena parte del camino, tendrá ya recorrido! Porque quien va a todo “GAS” (Grandes ASpiraciones) acaba por convertirse en un auténtico as.

En mi tierra, Sevilla, suele decirse “camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”, es decir, ándate con ojo tío y no te duermas porque entonces… ¡el éxito merma! (si es que no se esfuma). Siempre he tenido un carácter bastante impulsivo (mi madre solía decirme “¡Eres melón, tajada en mano!”) pero esta impulsividad, bien gestionada, se ha ido transformando en una fructífera iniciativa (por ejemplo: esto me llevo a escribir en 2 meses mi primer libro, contactar a través de Linkedin a mi Editorial y a ganar diversos premios en menos de un año…). ¿Mi gasolina? ¡voy a todo “GAS”! Tengo Grandes ASpiraciones y me levanto, cada día, haciéndome esa pregunta a lo Bugs Bunny ¿qué hay de nuevo viejo?, esto es, qué puedo hacer hoy para aportarme valor a mí misma y a mi entorno.

Todo este tiempo he estado practicando, sin saberlo, lo que Tom Peters llama “Gestión Metabólica”, en referencia a ir dando vida a tus aspiraciones, a buen ritmo, sin prisa pero sin pausa (acordaos de lo que le ocurre al camarón que se duerme…), desarrollando una buena capacidad de simplificar la realidad (y así, de paso, vas simplificando el camino hacia la consecución de tus metas), al igual que nuestro metabolismo realiza un conjunto de reacciones químicas con el fin de sintetizar sustancias complejas a partir de otras más simples.

Quien consigue ir a todo “GAS” (Grandes ASpiraciones) desarrolla una extraordinaria capacidad de estar presente, atento a todo lo que sucede ante sus ojos y logra sacar utilidad de todo (de una conversación, un gesto, una llamada de teléfono, una reunión, un e-mail, un artículo, una película…). Quien tiene “GAS” se gana el apodo de “doble E” (Esponja Empresarial), pues tiene una capacidad de aprendizaje y de absorción de todo lo que le rodea que resulta ser el germen de un excepcional servicio. Quien tiene “GAS”,  está en proceso de su éxito “CALCAR”, porque la CALidad de su trabajo sumada a su CARácter personal lo convierten en un imprescindible profesional.

Esta genial y efectiva habilidad de “CALCAR” (CALidad y CARácter) consigue estar siempre “VIGENTE” porque la filofosía de quien va a todo “GAS” (Grandes ASpiraciones) se hace presente a través de un tan contundente como enriquecedor: ¡VIva la GENTE! Es decir, para tus aspiraciones tangibilizar, ten en cuenta a los demás y si te preguntan ¿cómo te gusta viajar? Contesta sin dudar: Yo, ¡a todo “GAS”!

María Graciani

@m_graciani

 

2 Comentarios | Leído 337 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

2 opiniones en “¡A todo “GAS”! (Grandes ASpiraciones)”

  1. Paco dice:

    Para ir a todo GAS, necesitamos tener la mente muy abierta y concentrada en lo que hacemos, y eso es más complicado a mi entender. Bueno intentaré de momento ir acelerando y quien sabe si llegaré a todo GAS. Saludos María

    1. 🙂 Claro que sí Paco! Las Grandes ASpiraciones son las que nutren nuestras mejores acciones. Feliz tarde!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *